Prevención coronavirus

AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO

El pasado 19 de marzo el Presidente anunció el aislamiento social preventivo y obligatorio -que rige desde el 20 hasta el 31 de marzo- en el marco de una estrategia para luchar contra el avance del coronavirus, que afecta a todo el mundo, y bajo el principio de que se privilegia la salud por sobre la economía.

¿Qué implica esta medida y cómo afecta a los empleados de la industria de la construcción?

Implica que durante la vigencia del “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, las personas deberán permanecer en sus casas y deberán abstenerse de concurrir a sus lugares de trabajo. Tampoco podrán desplazarse por rutas, vías y espacios públicos.

Lo único permitido son los desplazamientos mínimos e indispensables para aprovisionarse de artículos de limpieza, medicamentos y alimentos.

Todos los empleados gozarán de sueldo, independientemente de que puedan o no continuar su labor a distancia.

¿Hay “trabajadores esenciales” en la industria de la construcción que quedan excluidos de esta medida?

Sí, todo aquel personal afectado a obra pública.

Como establece el decreto “Quedan exceptuadas del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y de la prohibición de circular, las personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia, según se detalla a continuación, y sus desplazamientos deberán limitarse al estricto cumplimiento de esas actividades y servicios”.

Medidas de protección en las obras.

·         Disponer alcohol en gel en acceso a obradores, y jabones en sanitarios.

·         Controlar la temperatura a los trabajadores, diariamente, al ingresar a los puestos de trabajo de las obras que aún permanezcan activas.

·         Tomar como parámetro límite los 37.3ºC que indican febrícula. Si la temperatura supera el valor, no permitir la permanencia en el puesto de trabajo. Aislar a la persona y contactar la autoridad sanitaria de la jurisdicción, para evaluar el caso junto a eventuales otros síntomas.

·         Efectuar limpieza húmeda frecuente de objetos y superficies, utilizando rociador o toallitas con productos de limpieza tales como alcohol al 70%, lavandina, etc.

·         Aumentar las frecuencias de limpieza de los espacios de trabajo.

·         Asignar cuadrillas de limpieza, focalizando la desinfección en las superficies con puntos de contacto con manos. Efectuar 8 limpiezas diarias.

·         Evitar el intercambio de herramientas y equipos productivos, sin antes desinfectarlos adecuadamente según procedimiento.

·         Conformar cuadrillas operativas previendo las suficientes separaciones entre los puestos de trabajos activos.

·         Ventilar con regularidad los gabinetes y ambientes cerrados.

·         Colocar cartelería de difusión preventiva y recomendaciones visuales.

·         Reforzar acciones de capacitación general, y específica para el personal de limpieza.

Si tu empleador no cumple con lo establecido, contactate para denunciar a nuestro mail gremiales@uecara.com.arexplicándonos la situación y zona de trabajo para que podamos hacer la derivación correspondiente.